Ir a contenido
Envíos en 24 a 72 Horas a Todo México
Envíos en 24 a 72 Horas a Todo México
Full Office learning | Wifi Pasivo, ahorro energético y mejor conectividad

Wifi Pasivo, ahorro energético y mejor conectividad

Las redes inalámbricas están cada vez más presentes en nuestro día a día. El auge de lo que se conoce como dispositivos del Internet de las Cosas o IoT hace que sea necesario contar con una red Wi-Fi. Este tipo de aparatos permite interconectar muchos equipos y ser controlados de forma remota. A pesar de que esta tecnología sin duda es cada vez más popular por su eficiencia entre los usuarios, también existen algunos inconvenientes con los routers inalámbricos y los restantes dispositivos involucrados en una red WiFi, que se traducen principalmente en un alto consumo eléctrico.

Mientras los fabricantes de los dispositivos tecnológicos, como tablets, smartphones laptops sean se esfuerzan para que estos productos sean cada vez más eficientes en materia energética, los dispositivos que nos proveen de la señal WiFi siguen consumiendo una gran cantidad de energía. Por esta razón es que un grupo de ingenieros de la Universidad de Seattle, Estados Unidos, desarrollaron una nueva tecnología basada en WiFi, denominada, WiFi Pasivo.

Full Office | Learning ha creado este articulo para explicarte de que va el Wifi Pasivo y por qué se comienza a hacer popular, básicamente el Wi-Fi pasivo surgió con la idea de reducir el consumo energético. De esta forma podemos conectar nuestros dispositivos de forma inalámbrica, pero no tendremos que fundir la batería constantemente.

Para explicar qué es el Wi-Fi pasivo lo mejor es compararlo con el Wi-Fi clásico. El Wi-Fi normal que conocemos en nuestro día a día lo que hace es conectar dos dispositivos de forma inalámbrica. Ambos dispositivos envían y reciben señal, por lo que es necesario que en ambos casos haya energía suficiente para ello.

Sin embargo, el Wi-Fi pasivo no actúa igual. En este caso solo es necesario que un dispositivo envíe señales, ya que el otro cuenta con sensores pasivos. Esto se consigue gracias a poder separar las ondas. En el Wi-Fi tradicional se envían dos tipos de ondas: una digital, que es la que transmite los datos, y otra analógica, que se encarga de transportar esos datos.

Mediante la implementación de un sistema de WiFi pasivo estamos hablando de un ahorro energético de alrededor de 10 mil veces menos consumo respecto a una red inalámbrica estándar. Para esto se requiere de nuevo hardware para enviar y recibir estos paquetes de información.

Sólo para dar un ejemplo de lo bajo que puede ser el consumo de WiFi pasivo, podemos señalar que Bluetooth consume mil veces más energía que este tipo de WiFi, por lo que incluso es posible pensar que esta tecnología podría reemplazar por completo a la tecnología de Bluetooth.

En cuanto a la velocidad de transmisión que puede alcanzar, puede ir a 11 Mb por segundo, cifra que puede parecer escasa, sobre todo en los escenarios modernos, no debemos olvidar que se trata de una tecnología que se encuentra en una etapa de desarrollo.

Artículo anterior Realidad Mixta, visión al futuro
Artículo siguiente ASUS TUF Gaming A15

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer

* Campos requeridos